martes, 29 de noviembre de 2011

guaycuras


Los Guaycuras
Su cultura

Como vivían…

Génesis Paola cota Urcadiz
01/12/2011


heart-broken.gif



Índice

Tema                                                        Página
¿Quiénes fueron los primeros habitantes de mi entidad?

1
¿Cómo se vestían?

2
Cultura
3
religión
4




¿Quiénes fueron los primeros habitantes de mi entidad?

Una rama de los guaycuras que residía entre San Bartolo y el Triunfo era llamado de los huchitíes; en los alrededores de La Paz los guaycuras se llamaban, por una parte coras y por otra callejúes; y los de Loreto tenían el nombre de monquiso monquíes.
 Los indios californianos prehispánicos eran expertísimos cazadores y pescadores. En las balsas ya descritas se internaban mar adentro por dos o tres millas sin ningún temor. Eran tan grandes nadadores que se comportaban en el agua como verdaderos peces.

La pesca se hacía de dos maneras: en la costa, por medio de empalizadas, donde quedaban atrapados los peces al bajar la marea; o en alta mar con redes y anzuelos. Estos anzuelos eran de hueso y las redes y cordeles de fibra de mezcal.

Tenían la creencia de que ni los pescadores ni los cazadores debían probar el fruto de su esfuerzo, así fueran tan afortunados de poder llevar de comer a toda la parentela. Esta se echaba luego a buscar otros alimentos para sustentarlos, pues tenían por seguro que el comer de la propia caza o de a propia pesca traía mala suerte.










¿Cómo se vestían?
 En todas partes los hombres andaban en total desnudez y solo usaban ciertas unturas para pintarse el cuerpo, lo que les daba un feísimo aspecto, que era para ellos lo mejor. Las mujeres en todos los rumbos andaban cubiertas con pieles de conejo o venado. En algunas regiones se cubrían con hilos de ixtle o con canutillos de carrizo ensartados en pita. Hombres y mujeres usaban sandalias de cuero o tejido de ixtle cuando andaban en el monte, pero por lo común caminaban con los pies descalzos.


http://angelfire.com/nt/tecnica16/indioarco2.jpg

 Cultura
El estado cultural de los indios californios era, pues, muy atrasado. Parecían niños en su conducta. Tenían inteligencia, como todos los hombres, más esta inteligencia no estaba desarrollada.

Para contar se valían de los dedos de los pies y de las manos, por lo tanto su numeración no pasaba de diez o sea dos manos. Los más listos alcanzaban a contar hasta veinte o sea (dos manos y dos pies). De ahí en adelante todo era muchísimos, lo cual indicaban echando puñados de tierra al aire o soplando hacia el cielo.

En ninguna parte de la península acostumbraron ninguna clase de cultivos. No había entre ellos....«el libro del cual se transcribe este texto es un original de la edición de 1958, y hoy (Diciembre de 2001) presenta deterioros en algunas partes del mismo, pedimos una disculpa y en cuanto tengamos la corrección la incluiremos en este espacio»...

No tuvieron ninguna clase de escritura, aunque nos dejaron en las piedras algunos dibujos y pinturas llamadas actualmente petroglifos. Algunos de estos dibujos representan escenas de guerra o caza, pero otros no tienen ningún sentido para nosotros, pues son indescifrables, es decir, no los podemos entender. Para ellos, sin duda, tenían algún significado.

Los hombres californianos prehispánicos vivían, cuando arribaron a la tierra los europeos, según se ha visto, en el estado de atraso cultural en que vivió el hombre primitivo en otras partes del mundo cinco o seis mil años antes.
Los indios californianos prehispánicos eran expertísimos cazadores y pescadores. En las balsas ya descritas se internaban mar adentro por dos o tres millas sin ningún temor. Eran tan grandes nadadores que se comportaban en el agua como verdaderos peces.

A las mujeres correspondían la fabricación de las redes y la reparación de las bateas, que eran hechas por los hombres.

Religión
Los guaycuras daban razón de un espíritu principal de nombre Guamongo, que mandaba desde el cielo las enfermedades
Punto de vista de la creación:
Aseguraban que en tiempos lejanos había despachado a la tierra a un emisario suyo llamado Gujiaqui, quien en su viaje creo las pitahayas y los peces, para deleite de los hombres
En algunas partes se usaban ciertas reglas para los casamientos. entre los guaycuras era costumbre que el pretendiente enviara a la novia una batea de las que servían para tostar las semillas y si la joven aceptaba el obsequio correspondía con una red, con lo cual se daba por efectuado el matrimonio.
Los núcleos humanos vivían aislados y ni aún las pequeñas comunidades tenían organización gubernamental propiamente dicha. Carecían de policía y cada quien se portaba como quería, sin que nadie lo reprendiera o castigara. En estas comunidades se imponía y dominaba, por lo común, aquel hombre que por su fuerza y capacidad combativa adquiría superioridad sobre los demás; pero este hombre no ejercitaba la autoridad en función de policía o juez, sino como cabecilla en caso de guerra. Si bien no existían sacerdotes, había en toda comunidad un hechicero, que hacía las veces de médico y de charlatán. Este individuo tenia, en realidad, ciertos aspectos que corresponden al sacerdote. Recibía en el actual Territorio Sur el nombre de Guama y en el Estado de Baja California el de cusiyá.
Los Guamas o cusiyaés se hacían pasar por representantes del demonio y fingían tener trato con los espíritus y los muertos. Por esta razón eran muy temidos a la vez que venerados. Pasaban la vida en gran abundancia, pues todos se esmeraban en servirlos. El hechicero podía, según el, quitarle la vida a cualquiera con solo pensarlo, hacer llover piedras o provocar un cataclismo no más con soplar.
Como médico, curaba por lo general soplando la frente del enfermo con un tubo de carrizo, para inyectar fuerzas al enfermo y para ahuyentar el mal. Soplaba también con humo de tabaco la parte afectada. Tratándose de tumores, acostumbraba chuparlos con la boca hasta absorber toda la podredumbre, haciendo que brotara la sangre. Todo esto en medio de saltos descompuestos y gritos desaforados.

A pesar de que en la mayoría de los casos la ciencia médica era pura simulación, había ocasiones en que estos sujetos realizaban, valiéndose de hierbas, curaciones efectivas, que a los españoles les parecían milagrosas. Desgraciadamente, nadie se ocupo de investigar acerca de este sistema de curación y los secretos de los doctores Bajacalifornianos se perdieron para siempre.

Resumen

Cuadro de texto: Guaycuras
 

Cultura
 
Sandalias.
 
Nada, desnudo
°-°
 
Vestimenta
 
Guaycuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada